Sube el volumen, baja el bienestar

Sube el volumen, baja el bienestar


El ruido favorece que se creen estados emocionales desagradables, favoreciendo un clima de tensiones en el que surgen conflictos. Además, provocan enojo y malestar en los individuos.

Más información clic aquí.