Infermera virtual

Cáncer: Higiene contra las aftas bucales

Publicado el 04/11/2015
|

Las llagas en la boca son consecuencia de la quimioterapia y la radioterapia. Estos tratamientos están dirigidos a células que se multiplican de forma rápida, ya que las células cancerosas tienden a multiplicarse rápidamente. Las células normales del interior de la boca pueden resultar dañadas por estos tratamientos porque también se multiplican rápidamente. Las llagas orales pueden infectarse y sangrar, con lo cual se dificulta el consumo de alimentos.

Consejos para reducir sus efectos:

Hay que hacer una alimentación variada y equilibrada, fraccionada en 5 o 6 comidas poco abundantes.
Conviene consumir bebidas de alto contenido calórico y proteico además de las comidas.
Se tiene que comer poco a poco y masticar bien los alimentos o triturar con una batidora verduras y carnes hasta que desaparezcan los grumos.
Hay que cocinar los alimentos hasta que estén blandos y tiernos, cortarlos en trozos pequeños, y agregar salsas, caldos o jugos.
Es bueno utilizar una pajita para beber los líquidos.
Hay que tomar alimentos con texturas líquidas, blandas y cremosas (natillas, flanes, papillas de cereales con leche, pescado blanco, purés de patatas, purés de verduras).
La inflamación y la irritación bucal se pueden reducir:
Tomando los alimentos tibios o a temperatura ambiente y evitando los calientes.
Eliminando el consumo de alcohol, tabaco y alimentos muy condimentados o muy salados.
Restringiendo el aporte de frutas cítricas (naranja, mandarina...) y tomates.
Valorando la tolerancia a las bebidas carbonatadas, incluyendo el agua mineral.
Eliminando los alimentos de bordes agudos, como las galletas, tostadas o patatas fritas, los rebozados, etc.
Hay que probar la tolerancia al frío, como pedacitos de hielo y helados; mientras que alivia a algunas personas a otras les causa más dolor.
Se tienen que utilizar técnicas culinarias como hervir, cocer al vapor y cocer al horno, y hay que evitar cocciones a la plancha.
Es conveniente utilizar aceite de oliva para condimentar todos los alimentos.
Hay que limpiarse los dientes (incluidas las dentaduras postizas) y enjuagar la boca al menos cuatro veces al día (después de cada comida y antes de ir a la cama).


Alimentos aconsejados (por su textura se mastican y tragan fácilmente):

Frutas blandas, como plátanos, puré de manzana y sandía.
Néctares de melocotón, pera y albaricoque.
Queso de granja.
Puré de patatas.
Macarrón y queso.
Natillas y púdings.
Gelatina.
Batidos.
Huevos revueltos.
Avena u otros cereales cocidos.

Más información : http://www.infermeravirtual.com/esp/problemas_de_salud/tratamientos/alimentacion_y_cancer#aftas